1. ¿En el Proceso de Responsabilidad Fiscal que providencias se notifican personalmente?

“En los Procesos de Responsabilidad Fiscal que se tramiten en su integridad por lo dispuesto en la Ley 610 de 2000 únicamente deberán notificarse personalmente las siguientes providencias: el auto de apertura del proceso de responsabilidad fiscal, el auto de imputación de responsabilidad fiscal y el fallo de primera o única instancia; para estas providencias se aplicara el sistema de notificación personal y por aviso previsto para las actuaciones administrativas en la Ley 1437 de 2011. Las demás decisiones que se profieren dentro del proceso serán notificadas por estado” Articulo 106 de la Ley 174 de 2011.

2. ¿Qué es un Proceso de Responsabilidad Fiscal?

“El proceso de Responsabilidad Fiscal es el conjunto de actuaciones administrativas adelantadas por las Contralorías con el fin de determinar y establecer la responsabilidad de los servidores públicos y de los particulares, cuando en el ejercicio de la gestión fiscal o con ocasión de ésta, causen por acción u omisión y en forma dolosa o culposa un daño al patrimonio del Estado” Articulo 1 de la Ley 610 de 2000

3. ¿Cuáles son los elementos de la responsabilidad fiscal?

  • Conducta dolosa o culposa atribuible a una persona que realiza gestión fiscal
  • Daño patrimonial al Estado
  • Nexo causal entre los dos elementos anteriores

4. ¿Cómo se inicia proceso de responsabilidad fiscal?

Se inicia con auto de apertura, que es el que da inicio formal al proceso y se puede originarse por una indagación preliminar, una queja, un dictamen producto del proceso auditor, en el ejercicio de cualquier acción vigilante o sistema de control

5. ¿Cómo se conforma una veeduría ciudadana?

La veeduría ciudadana se conforma teniendo en cuenta los lineamientos establecidos en la Ley 850 del año 2003 y se le informa al solicitante que en nuestro proceso de participación ciudadana contamos con el procedimiento de apoyo a la conformación de una veeduría, por lo cual se les orienta y direcciona en la conformación de la misma.

6. ¿Para qué sirve el control social?

El control social es una forma de participación ciudadana que permite a los individuos y a las organizaciones de la sociedad influir en las condiciones de modo, tiempo y lugar como se desarrolla la gestión pública. Es decir, orientar, corregir, rectificar las decisiones, la administración y manejo de recursos, el tiempo y lugar de realización de servicios y programas del Estado, todo ellos con el fin de contribuir al logro de los objetivos propuestos, la eficiente y transparente utilización de recursos, la prestación equitativa de los servicios y el cumplimiento de los fines sociales del Estado. Este control social a la gestión pública se realiza a través de observaciones, sugerencias y, llegando el caso, mediante denuncias.

El pueblo es soberano y en ejercicio de esa soberanía delega en el gobierno la realización de los fines del Estado, pero conserva la facultad de intervenir en las actividades confiadas a los gobernantes para garantizar la satisfacción de las necesidades ciudadanas.